Durante la Detención también hay Derechos

De acuerdo con la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, un detenido tiene los siguientes derechos:

A ser informado desde un principio de los derechos que en su favor consigna la constitución mexicana (art.20, apartado A, fracc.IX).

No podrá ser obligado a declarar. (art.20, apartado A, fracc.II).

No será incomunicado, intimidado o torturado (art.20, apartado A, fracc.II).

No será retenido por el MP por más de 48 horas sin que se le ordene su libertad o se le ponga a disposición  de la autoridad judicial, a menos que el plazo se duplique por tratarse de delincuencia organizada (art.16, párrafo VII).

Sólo por algún delito que merezca pena corporal, se hará acreedor a prisión preventiva (art.18, párrafo I).

La detención será en un sitio distinto del lugar en donde estén las personas sentenciadas.

Ninguna detención ante autoridad judicial podrá excederse de un plazo superior de 72 horas, a menos de que exista un auto de formal prisión o de que solicite que este plazo se extienda conforme a la ley. De ahí que la prolongación de la detención en su prejuicio será sancionado por la ley penal (art.19, párrafo I y II).

Una detención es ilegal:

Cuando se lleva de manera contraria a lo establecido en las leyes aplicables, las cuales establecen que:

Una detención es arbitraria cuando un servidor público en ejercicio de sus funciones, se excede en la aplicación de la fuerza pública y actúa más allá de las atribuciones que la normatividad lo permite, violentando con su conducta los Derechos Humanos y las garantías individuales que nuestro régimen jurídico establece.